El proceso de refinanciación de la hipoteca

Si la mayor parte del pago mensual de su hipoteca se destina a los intereses en lugar de al saldo principal, es posible que desee refinanciar. La refinanciación es una vía común que muchos propietarios toman para reducir el pago mensual de su hipoteca porque les permite asegurar una nueva hipoteca con un tipo de interés más bajo.

La refinanciación también puede ayudarle a acumular capital en su casa más rápidamente. Con beneficios como estos, es posible que se pregunte algo importante: ¿cuánto tiempo tarda una refinanciación? Según los informes Origination Insight de Ellie Mae, una de las mayores empresas del país que ayuda a los prestamistas a originar hipotecas, el tiempo medio que se tarda en refinanciar una vivienda en 2020 oscila entre 35 y 50 días. Si bien esto es sólo un promedio, puede servir como un buen marco de tiempo de refinanciación de la hipoteca para ayudarle a planificar.

Al comenzar su viaje de refinanciación, es importante entender lo que conlleva el proceso de refinanciación de la vivienda. A continuación, repasaremos los pasos de la refinanciación, analizaremos más a fondo el tiempo que se tarda en refinanciar una casa y ofreceremos algunos consejos para acelerar el proceso de refinanciación. Lea para conocer cada uno de los pasos del proceso de refinanciación y el tiempo que tarda cada uno de ellos, o utilice la lista que aparece a continuación para navegar por la sección que desee.

El proceso de refinanciación de la hipoteca

Cuando se refinancia, se siguen pasos similares a los que se dieron cuando se obtuvo el préstamo hipotecario inicial. Esta es la razón por la que la refinanciación de su casa puede tardar entre 35 y 50 días. Aunque entre unas semanas y más de un mes puede parecer un tiempo excesivamente largo para esperar una nueva hipoteca, la mayor parte del tiempo se dedica a esperar a que el papeleo se aclare, lo que significa que no hay trabajo duro por su parte.

Pasos para la refinanciación

A continuación se detallan los pasos para refinanciar una vivienda.

  1. Investigue diferentes prestamistas

Como en cualquier decisión financiera importante, es importante investigar. Hay numerosos prestamistas en el mercado que buscan captar nuevos clientes para obtener beneficios. Como cliente potencial, usted tiene el poder de elegir un prestamista que trabaje para usted y tenga sus mejores intereses en mente. Algunas de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de investigar a los distintos prestamistas son las siguientes

  • Su grado de comunicación
  • Sus tipos de interés y sus condiciones
  • Las reseñas y los testimonios publicados en Internet
  • Su servicio de atención al cliente
  • El tiempo que suele durar su proceso de refinanciación

Cuando busque prestamistas, siempre vale la pena consultar con su actual prestamista hipotecario, ya que ellos ya tienen su información archivada, lo que puede acelerar el proceso. Su prestamista actual también podría estar dispuesto a renunciar a la comisión de refinanciación, lo que le permitirá ahorrar dinero en los costes de cierre.

Para agilizar el proceso de búsqueda, elabore una hoja de cálculo o un gráfico de cada prestamista con el que se ponga en contacto. Anote su información de contacto, los tipos que ofrecen y cualquier otra información pertinente. Un buen agente de préstamos también le ayudará a responder a preguntas importantes, como «¿debería refinanciar su hipoteca cuando bajen los tipos de interés?» y «¿qué tipo de refinanciación es la mejor para mí?». El tiempo que le lleve este paso depende totalmente de usted: puede dedicar unas horas a buscar un prestamista o unos días o semanas.

2. Completar la solicitud de préstamo

Una vez que haya encontrado un prestamista, es el momento de completar la solicitud de préstamo. Este proceso suele durar unas horas, pero puede acelerarse si se organiza y tiene toda la información preparada. Si tiene un agente de préstamos de confianza, normalmente hará que este paso sea lo más sencillo posible y se asegurará de que tenga toda la documentación que necesita para completar con éxito su solicitud de refinanciación. Algunos de los documentos que puede necesitar para completar su solicitud de préstamo son

  1. Prueba de ingresos: Talones de pago, extractos bancarios, declaraciones de impuestos, formularios fiscales (W-2, 1099), extractos de cuentas de jubilación
  2. Seguro: Seguro del propietario de la vivienda y seguro del título
  3. Verificación de la identidad: Número de la Seguridad Social, certificado de nacimiento, permiso de conducir, número de teléfono, dirección de correo electrónico
  4. Declaraciones de deuda: Préstamos estudiantiles, pagos del coche, hipoteca actual, extractos de tarjetas de crédito
  5. Información crediticia: Puntuación de crédito, informe de crédito, carta de explicación de crédito
  6. Recibir una estimación del préstamo

Una vez que envíe su solicitud de préstamo, los prestamistas tienen tres días hábiles para proporcionarle una estimación del préstamo. Un presupuesto de préstamo no aprueba ni deniega su préstamo, pero le proporciona información importante en caso de que se apruebe el préstamo. La información de un presupuesto de préstamo incluye

  1. Tipo de interés estimado
  2. Pago mensual
  3. Costes totales de cierre
  4. Coste estimado de los impuestos y el seguro
  5. Cómo podrían cambiar los tipos de interés en el futuro
  6. Penalizaciones por pagar el préstamo antes de tiempo (si procede)
  7. Amortización negativa (si procede)

Una vez que revise el presupuesto del préstamo, podrá tomar una decisión sobre si quiere seguir adelante con ese prestamista. Todos los prestamistas están obligados a utilizar formularios de estimación de préstamos similares.